We make it happen...

Gabinete de psicología y desarrollo personal

Patricia Derlinchán

Autoestima

La autoestima es el concepto que tenemos acerca de nosotros mismos, acerca de
nuestro valor, de nuestras capacidades y de nuestras posibilidades para enfrentar
los diversos retos que nos plantea la vida. Es nuestra imagen interior y expresa el nivel
​de confianza en nosotros mismos.

¿Qué puede suceder si nuestra autoestima está baja?

Tristeza y depresión. Existe una mayor tendencia a sufrir depresión, debido a
que constantemente están sufriendo por no aceptarse a sí mismos, por no ser lo que
​querrían ser o piensan que deberían ser y por el miedo constante a que los demás no
​les acepten como son.

Problemas de aprendizaje. Sobre todo en los niños, la baja autoestima puede provocar que se tenga dificultad para aprender. Esto se debe también en gran parte a que un niño con baja autoestima puede creer desde un principio que no es capaz.

Dificultad para alcanzar las metas y para establecer proyectos de futuro. El miedo al fracaso y la constante sensación de que se va a fracasar pueden llevar a una persona a que no logre aquello que se había propuesto o que ni siquiera lo intente.

Problemas de personalidad. Las personas con baja autoestima pueden tener dificultades para mostrar su verdadera personalidad por lo que pueden terminar imitando a los demás para poder ser aceptados y evitar mostrarse tal y como son en realidad.

Trastornos de alimentación.  La necesidad de ser aceptados y de agradar a las demás personas puede ser tan fuerte que puede llevar a trastornos alimenticios por problemas de autoestima. 

Apatía y desinterés por casi todo en la vida. En algunos casos, puede deberse al miedo a demostrar interés por algo, o al miedo a interesarse en algo y no obtener los resultados esperados.

Problemas de maltrato físico y psicológico. Algunas personas pueden dejarse maltratar y ser atropelladas constantemente por miedo a enfrentarse a las personas, o por miedo a imponerse y ser rechazadas.

Dependencia económica, afectiva y laboral.   En ocasiones, pueden sentir que no son capaces de lograr nada por sí mismas y por este motivo establecen un vínculo dependiente con otra persona para así, sentirse seguras.

​Por eso la autoestima es un factor relevante en el éxito, el triunfo o el fracaso, tanto a nivel económico, social, moral, espiritual, profesional y marital de una persona.

Cuanto más positiva sea nuestra autoestima: más preparados estamos para afrontar las adversidades, más posibilidades tendremos de ser creativos en nuestro trabajo, más oportunidades encontraremos de entablar relaciones enriquecedoras, más inclinados a tratar a los demás con respeto, más contentos estaremos por el mero hecho de vivir.

AddThis Sharing
Show